Economía Nacional Noticias Política

La Comisión Europea debate mañana la tasa ‘Google’

El Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea (Ecofin) debatirá mañana sobre el impuesto a los servicios digitales, la conocida como ‘tasa Google’, y analizará los avances logrados en las negociaciones mantenidas hasta la fecha sobre el mismo.

La reunión, en la que participan los ministros de Economía y Finanzas de los Estados miembro de la Unión Europea, se celebrará a partir de las 10.00 horas en Bruselas y en ella participará en representación de España la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, quien este lunes también estará en el Eurogrupo junto al resto de ministros de Economía de los países integrados en el euro.

Durante el encuentro del Ecofin, los ministros intercambiarán impresiones en torno al impuesto sobre los servicios digitales, sobre el que la UE trabaja desde hace varios años con el objetivo de reformar las normas relativas al Impuesto de Sociedades para adaptarlas a la era digital.

En concreto, la UE busca una solución en términos fiscales a los problemas que suponen las empresas digitales que obtienen beneficios en un país sin estar físicamente presentes en él, con las dificultades que esto conlleva a la hora de identificar las nuevas formas de generar beneficios en el mundo digital.

APLICACIÓN EN ESPAÑA

La creación de este impuesto a nivel comunitario requiere alcanzar un acuerdo con la unanimidad de todos los países miembro, que, sin embargo, mantienen posturas diferentes. Así, mientras países como España o Francia han instado al Ecofin a cerrar un acuerdo y adoptar el impuesto antes de que finalice 2018, aquellos con mayor presencia de grandes empresas digitales en su territorio, como Irlanda, son más reticentes. Esto ha provocado que algunos gobiernos hayan optado por implantarlo ya por su cuenta, como es el caso del Gobierno de Pedro Sánchez, que ya trabaja en su entrada en vigor en 2019.

El pasado 19 de octubre el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley de este impuesto, que ya fue incluido en el Plan Presupuestario de 2019 que el Ejecutivo remitió a la Comisión Europea el 15 de octubre, pero aún tiene que ser aprobado por el Congreso de los Diputados.

En la propuesta del Gobierno, este nuevo impuesto a las grandes empresas tecnológicas gravará con un tipo del 3% a las empresas con ingresos anuales de 750 millones de euros a nivel mundial y que tengan ingresos superiores a tres millones de euros en España.

Los servicios a los que se aplicará este impuesto serán los de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. La estimación de recaudación detallada en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas prevé unos ingresos de 1.200 millones de euros en 2019.