Política Sectores

La gestión del tiempo es un aspecto fundamental en la vida laboral

La motivación y felicidad en el trabajo se traduce en un aumento de la productividad

Compatibilizar la vida laboral con la familiar no es fácil, por eso lo mejor es gestionar el tiempo en el trabajo. Es una de las conclusiones a las que se ha llegado en el X Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles, un evento organizado por la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y ARHORE.

En varias mesas redondas y con alrededor de 100 personas del mundo económico, mediático, político, sindical, social y de la sociedad civil, se vivió una jornada que tuvo como tema principal la cuestión de los horarios españoles.

Pese a los avances ocasionados en los últimos tiempos, todavía no se ha conseguido la corresponsabilidad, razón por la que las mujeres optan por trabajar menos horas y poder atender a la familia. La solución no es difícil ya que se pueden racionalizar los horarios y reducir los costes a través de módulos flexibles con el objetivo de conciliar la vida familiar, personal y laboral, consiguiendo el equilibrio en todos los ámbitos de nuestra vida. En paralelo a ello, mayor tiempo para los asuntos personales lleva a la motivación, un elemento vital en la vida laboral. Se suele pensar que cuantas más horas se trabaje más eficiente se es, pero no es del todo cierto. Mayor horario laboral no significa una mayor eficiencia, la cual se traduce en productividad. Conseguir esto último parece simple, pero depende de la motivación, ilusión y pasión del trabajador, lo cual va de la mano de la felicidad. Por lo tanto, hay que fomentar esta felicidad y motivación entre los empleados ya que llevará a la empresa a obtener mejores resultados.

La conciliación entre todos los ámbitos de la vida es fundamental, mejora la productividad de los trabajadores y, por lo tanto, la de la compañía y sus resultados. Se nos educa para centrarnos en el trabajo sin tener en cuenta que la familia y los amigos aportan valores laborales imprescindibles, permitiendo despejar la cabeza y salir de la rutina del día a día.

Es una nueva cultura que todavía no se ha implementado en nuestra sociedad y la cual debe empezar desde los más altos ámbitos laborales, es decir, desde los empresarios. Un cambio en el que, como se ha dicho en el congreso, hay que insistir, creando un entorno de trabajo seguro y saludable, que permita a los trabajadores compatibilizar la vida personal y laboral.

Yasmina Pena