Empresas Sectores

La venta de turismos crecerá un 10% sin Plan Pive

El sector prevé que la fabricación en 2016 alcance 1,150 millones de unidades

Venía con la intención de seducirnos y lo ha conseguido. Mario Armero, vicepresidente de Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) ha afirmado hoy que la venta de turismos crecerá un 10 por ciento “sin el Plan Pive”. Traducido a cifras absolutas el sector prevé que la fabricación de automóviles alcance 1.150.000 unidades en 2.106 (100.000 más que las pronosticadas para este año).

Objetivos que de continuarse con la tónica del primer trimestre de 2015 serán fácilmente alcanzables y podrían suponer el fin del Plan Pive que “no será necesario cuando recuperemos el nivel de producción de un millón de unidades”. Entre enero y marzo la producción de vehículos se incrementó en España un 23,9 por ciento interanual –superando a Canadá y Brasil-, hasta las 572.173 unidades, lo que, además, nos consolida como segundo productor europeo y octavo mundial.

Todo ello siempre y cuando se consolide la recuperación económica de los últimos años que ha permitido un incremento de la renta disponible del consumidor, que unida a factores coyunturales como la rebaja del Euribor y la caída del precio del petróleo ha permitido la dinamización del consumo.

La fortaleza del automóvil en el sector industrial ha sido decisiva para la recuperación del liderazgo de España en el índice PMI manufacturero de la zona Euro de Markit correspondiente al mes de mayo, en el que el país ha alcanzado los 55,8 puntos, marcando su máxima evolución desde 2.007.

Esfuerzos y futuro

Armero, que ha participado en la sesión matutina de los Cursos de Verano de la UIMP (Universidad Internacional Menénedez Pelayo) en Santander, organizados por la Apie (Asociación de Periodistas de Información Económica), ha expuesto los objetivos para el futuro del sector que pasa por alcanzar los 4 millones de producción y que España se convierta en el país que de respuesta al 20 por ciento de la demanda Europea.

A nivel mundial el objetivo es mantener los niveles de venta de automóviles “made in spain” entre el 3,4 y 4 por ciento anuales pero para ello se necesita un esfuerzo que pasa por, entre otras materias por, la internacionalización del sector.

Precisamente en lo que respecta a internacionalización Mario Armero ha tirado una lanza a favor de la apertura comercial hacia mercados como el de americano y ha insistido en la idea de que el tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Europa “es clave”, aunque “no hemos hecho una buena labor de pedagogía”. El país que preside Barak Obama no es el único que debe convertirse en objetivo más allá del consumo interno. Japón e India son ejemplos de mercados estratégicos para las exportaciones españolas de vehículos, sin embargo hay que adaptarse a las particularidades de cada uno de ellos. En el caso de Japón se necesita una “verdadera apertura comercial. No es cuestión de aranceles”, como en el caso del mercado hindú, para el que ha apuntado “se necesita la protección de Europa”.

Pero para salir al exterior se necesita mejorar la eficiencia logística. “España exporta cada vez más servicios a países fuera de la Unión Europea y tenemos una posición central”. En este sentido Armero ha destacado las mejoras realizadas durante esta legislatura para impulsar el transporte por ferrocarril y marítimo, que son “esenciales” para el sector.