Empresas Nacional Política Sectores

Momad, el escaparte de la industria textil y del calzado

Por primera vez, desde su fundación, cada sector celebrará su feria por separado, debido a las exigencias de fechas de cada ámbito de negocio

Tras la vorágine y el estruendo que ha creado Fitur en Madrid; IFEMA ya se prepara para sus próximas ferias. Entre ellas, entre el cinco y el siete de febrero se celebrará Momad Metrópolis en la que se reunirán los principales actores de la industria textil de nuestro país.

Una feria que hasta la pasada edición, celebrada durante el mes de septiembre, conjuntaba los sectores del calzado y la ropa en un mismo evento. Sin embargo, y debido a las fechas y ciclos de venta de cada sector, se separarán por primera vez.

Por lo tanto, las compañías que decidan acudir a Momad Shoes tendrán que esperar hasta principios de marzo para lanzar al mundo sus propuestas, ya que desde la propia organización se busca que se convierta en el punto de encuentro entre entre “la industria hecha en España y el comercio internacional”.

“En septiembre comunicamos que iba a haber un cambio de fechas porque el mercado nos obliga a cambiar y esperamos duplicar los metros comercializados, ya que las marcas han dicho que esto es lo que el mercado está buscando”, apunta en este sentido el nuevo director -desde hace un año- de Momad, Jaime de la Figuera.

De la Figuera siempre ha estado relacionado profesionalmente con el mundo de la moda, de hecho, ha trabajado en varias marcas tanto españolas como italianas, por lo que conoce perfectamente la situación de ambos sectores -que están en la actualidad experimentado un fenómeno de crecimiento-.

Tras la crisis, crecimiento

En el caso del calzado, reconoce, que nuestro país “ha incrementado su valor, aunque ha bajado la venta de pares, pero la concepción del calzado español como de calidad se ha incrementado”, Y continúa, asegurando que se puede”competir en costes pero es complicado. Hay que competir con la diferenciación y es lo que ha hecho el calzado español, el segundo del mundo en reconocimiento, tras el italiano”.

Por su parte, la industria textil no lo tiene tan fácil, aunque existen grandes actores internacionales como Inditex, Mango, Cortefiel o Desigual. “Pero, falta cierto reconocimiento de lo que España representa a nivel internacional, ya que las creadoras de tendencia principales son Italia, Francia o Estados Unidos”, admite el director de la feria.

Exporta o muere

Queda patente, por lo tanto, que la “internacionalización” es primordial para que los pequeños negocios encuentren clientes en los momentos iniciales de existencia, cuando es más importante. Y para esto sirve Momad en particular y este tipo de eventos en general.

“Las ferias tienen dos vertientes, servir al mercado donde opera y, por otro lado, una vocación de internacionalización de la empresa española. Por ejemplo, la Federación,la industria del calzado e IFEMA estamos en contacto para crear un valor añadido al sector y que pueda internacionalizarse las empresa, ya que si una empresa no lo hace, muere”, apostilla en ese sentido De la Figuera.

Madrid vive la moda

“Momad aglutina las dos muestras más importantes de moda de la Península Ibérica -tanto para el sector textil, como para el calzado-, mientras que la Mercedes Fashion Week es la pasarela con mayor peso. Estos factores permiten a Madrid convertirse en la ciudad más importante de la Península Ibérica en cuanto a la creación de tendencia, aunque estén en Barcelona grandes compañías como Mango y Desigual”, asegura orgulloso el director de los eventos.

Por lo que este tipo de eventos acaban convirtiéndose en un atractivo turístico de primer orden que logra que durante el periodo que dura la feria se respire y consuma moda en Madrid, transformándola en un referente de primer orden.

Además, continúa De la Figuera, ” Momad busca que España se convierta en la puerta de unión entre Latinoamérica y Europa; ya que es la puerta natural, debido a los vínculos culturales que nos unen”.

Una ventana al mundo

Desde la organización de estos certámenes se confirma que, hasta la fecha, están “relativamente satisfechos” y vaticinan un gran crecimiento para ambas ediciones de la feria -Metrópolis y Shoes-; algo que ya ocurrió en la edición de septiembre, cuando aún se celebraba unida.

Ellos solo se encargan de ser el escaparate de lo que España puede lanzar al mundo, ya que el talento existe y, tal vez, lo único que falle es la comunicación y la imagen que se lanza al exterior. En ello está la industria española, e IFEMA y Madrid quieren aportar su grano de arena, llega la feria de la moda, se avecina Momad.

Adrián C. D´Aniello