Destacado Nacional Política

Las propuestas “inminentes” de Hacienda: reforma al Impuesto de Sociedades y la tasa “Google”

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señaló este miércoles que la reforma del Impuesto de Sociedades y la implantación de un impuesto dirigido a las actividades digitales como las prioridades en las que su departamento trabaja para presentar de forma “inminente” sendas propuestas.

Así lo indicó durante su comparecencia en la comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, la primera desde que asumió el cargo, en la que presentó las líneas maestras de su departamento, haciendo hincapie en su intención de llevar a cabo políticas de carácter más social para “reconstruir una sociedad más equitativa y solidaria”.

En este sentido, Montero criticó que el anterior Ejecutivo popular había dejado “un panorama desolador” con “políticas equivocadas que buscaban erosionar el Estado del Bienestar y los servicios públicos”. En esta línea, la responsable de Hacienda aseguró que la crisis había supuesto “un desplome de los ingresos”, y no un problema de gasto.

Así, la ministra subrayó la importancia de acometer una reforma fiscal que mejore los ingresos tributarios para financiar y reforzar los servicios públicos, detallando que el gasto en políticas sociales de España se encuentra 11 puntos por debajo del de Francia.

PAQUETE FISCAL

Para ello, Montero explicó que el Gobierno buscará desarrollar “una fiscalidad del siglo XXI”, al considerar que “las actuales estructuras tributarias se han quedado obsoletas para algunos sectores”, y que, por ello, el Ejecutivo “traerá a la Cámara los antes posible un paquete de medidas fiscales de nueva creación”.

Según la ministra, la propuesta “más inminente” será la relativa a un impuesto “sobre determinados servicios digitales”, entre los que mencionó la publicidad online; las actividades intermediarias de plataformas digitales que facilitan la venta de bienes y servicios; y la venta de datos que se generan con la información proporcionada por los usuarios. Sobre este punto, Montero resaltó que se trata de dar respuesta a “desafíos relacionados con la digitalización o la economía colaborativa”.

Otra de las primeras medidas que presentará el Ministerio de Hacienda será la realtiva al impuesto de sociedades “con el objetivo de que las grandes corporaciones realicen una mayor aportación de la que realizan actualmente “. “De lo que se trata es de acercar el tipo teórico impositivo al tipo real”, aseguró, indicando que la reforma “no va a afectar ni a las pymes ni a las empresas medianas”.

“Estas medidas fiscales van orientadas a grandes empresas, no van a afectar en ninguna medida al contribuyente. No vamos a tocar los impuestos de los ciudadanos, que durante los tiempos de crisis ya han vivido varias subidas impositivas”, añadió Montero sobre el paquete fiscal.

Además, Montero también afirmó que su equipo se encuentra estudiando “opciones de impuestos al sector bancario”, al entender que se trata de un sector “que todavía no ha hecho la contribución efectiva en términos de tributación”.

Por último, también se refirió a la elaboración de un paquete de medidas relacionadas con la fiscalidad verde, la bajada del IVA de los productos de higiene íntima femenina, así como incentivos a la igualdad de género.

 

SOBRE EL GOBIERNO ANTERIOR

Montero criticó además el “nulo trabajo político” del anterior Gobierno del PP en lo referente a la reforma de la financiación autonómica así como el “reparto injusto y desproporcionado de los objetivos de estabilidad”.

Durante su primera comparecencia ante la comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, Montero destacó su “vocación autonomista” y la intención del Gobierno de mejorar la financiación de las autonomías para reforzar el estado del Bienestar.

En la misma línea, la ministra criticó que el actual modelo de financiación “no ha proporcionado a las autonomías los recursos necesarios para desarrollar el marco de sus competencias”, por lo que resaltó la necesidad de “revertir esta situación” para garantizar “la perdurabilidad de los servicios públicos, su refuerzo y revitalización”.

En este sentido, la titular de Hacienda aseguró que su equipo intentará “caminar todo lo que no hizo el Gobierno anterior”, al considerar que la labor del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy en lo relativo a la financiación autonómica se basó “en trabajos de expertos pero nulo trabajo político en el intento de establecer un marco de diálogo y de consenso para establecer mayorías para caminar en la dirección correcta”.

Así, Montero incidió en, entre otros aspectos, la necesidad de consensuar “una valoración real” de las necesidades de gasto y de la insuficiencia financiera de las comunidades autónomas, un análisis de las competencias homogéneas de las mismas, y la armonización fiscal de los tributos.

Además, afirmó que el Ministerio de Hacienda propondrá una reforma del funcionamiento del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) “para que la voz y el voto de las comunidades autónomas sea más efectivo” y que en el mismo seno del CPFF se establezcan grupos monográficos centrados en cada aspecto “para buscar consensos”.

Por último, también se refirió a la reforma de la financiación de las corporaciones locales con el objetivo de que los consistorios “recuperen competencias que perdieron en el primer nivel de atención”.