Sectores

Los ingresos del turista chino se han estancado

Los trimestres precedentes crecieron a un ritmo de doble dígito

El turista chino destaca por gastar a manos llenas, pero en productos de calidad. Los establecimientos españoles ven cómo sus ingresos aumentan a un ritmo de doble dígito, aunque en el primer trimestre del año se han mantenido estables respecto a periodos anteriores.

Esta situación podría cambiar y continuar el ritmo expansivo de los trimestres precedentes gracias a la apertura de tres conexiones aéreas directas entre Madrid y dos de las principales ciudades chinas, que son Shangai y Hong-Kong. Según los datos de Global Blue, los ingresos podrían incrementarse en 150 millones de euros.

“Hasta la apertura de estas tres líneas, no era nada fácil para un turista chino venir a Madrid. Sólo existía una ruta Sao Paulo-Madrid-Pekín y otra línea entre Madrid-Hangzhou. Desde luego, estaban mucho mejor conectados con ciudades como Munich, Londres o París, lo que nos dejaba en clara desventaja ante un turista que está muy lejos del concepto low cost”, explica el Country Manager de Global Blue España, Luis Llorca.

El turista chino representa apenas un 0,6% de los 68 millones recibidos el pasado año, pero la cifra podría incrementarse considerablemente ya que cada una de estas líneas podría atraer un promedio de 50.000 viajeros anuales de China y otros países.

De esta forma, las tres líneas se convertirán en un revulsivo para fomentar la llegada de turistas y recuperar el ritmo de crecimiento del gasto de los visitantes chinos en España. Pero eso no es todo, es preciso seguir trabajando en la materia y convertirse en un imán para ellos. Para hacerlo, Global Blue insiste en la necesidad de simplificar trámites de expedición de visados abriendo más oficinas de emisión, promocionar España como destino de shopping y mejorar la experiencia de compra en nuestro país, todo con el objetivo de meterse al turista chino en el bolsillo.

“Tenemos que prepararnos para captar una parte de los más de 100 millones de viajeros chinos que viajarán por el extranjero en los próximos diez años. Para eso, es preciso tener un visión largoplacista que evite que nos movamos exclusivamente por campañas, dándonos cuenta de que hay que dar importancia a cuánto gasta cada viajero y la riqueza que genera nuestro modelo turístico, en lugar de centrarnos únicamente en los millones de turistas que nos visitan”, añade Llorca.

Barcelona, un ejemplo a seguir

Antes de las conexiones directas con Madrid existía otra con Barcelona, lo cual la ha convertido en el destino preferido de España para el shopping.

Los beneficios de los establecimientos de la Ciudad Condal aumentaron considerablemente. Los ingresos se incrementaron un 69,4%, contribuyó con 70 millones al PIB y se crearon 370 nuevos empleos. Tal así que los comercios de la capital catalana se llevan cuatro de cada 10 euros de las compras de los turistas extracomunitarios.