Economía

Los principales índices europeos cotizan en números rojos a la espera del dato de inflación de la Eurozona

En las bolsas europeas la caída del petróleo sigue causando estragos: las petroleras prolongan los descensos de ayer mientras las compañías ligadas al transporte celebran la caída del precio de los combustibles. Los principales índices han comenzado la última sesión de la semana con signo bajista: Ibex (-0,56%), DAX (-0,35%), Eurostoxx (-0,46%), CAC (-0,49%).

En el Ibex la cara es IAG (+1,27%) y la cruz Repsol (-2,37%). Esta mismo situación se puede extrapolar al resto de Europa, ya que se están disparando aerolíneas como Air France-KLM (+8,2%), Ryanair (+4,7%) o Lufthansa (-3,98%). Por el contrario, se desploman Statoil (-9,1%), Galp (-6,4%) o Total (-3,9%).

Los bancos españoles cotizan planos en términos generales, a pesar de que ayer al cierre Standard & Poor`s mejorara el rating de algunos de ellos. El que más cae es Banco Popular (-2,47%), que fue precisamente uno de los que no sufrió variaciones en su calificación. En el día después de anunciar la entrada de Carlos Slim en su accionariado, los títulos de FCC de dejan un -1,83%.

En el plano macroeconómico lo más relevante hoy será conocer el dato de IPC del conjunto de la Eurozona, que si no hay sorpresas se habría situado en el 0,3% en noviembre. A primera hora se han publicado cifras de ventas minoristas en algunos países: Las de Alemania crecieron un +1,9% en octubre tal y como se esperaba, mientras que las de España han resultado ser peor de lo esperado: +2% vs +1% estimado.

Mientras tanto, en el resto de mercado no se están apreciando grandes movimientos respecto al cierre de ayer: la rentabilidad del bono español a 10 años permanece en el 1,90% con la prima de riesgo en los 119 puntos básicos. Asimismo, el eurodólar cotiza en el 1,243 y el oro en los 1.183 dólares por onza.

Hoy volverán a abrir las bolsas neoyorquinas tras la festividad de ayer, aunque lo harán solo media jornada. A tenor de lo que marcan los futuros en estos momentos, la apertura podría ser a la baja. Se esperan fuertes descensos en compañías energéticas como Exxon Mobil o Chevron.

Self Bank