Noticias

"Muchos bancos no sobrevivirán si se recorta el precio de deuda soberana"

Se ha referido al escenario actual, como similar al que se atravesaba en el 2008, tras el colapso de Lehman Brothers. Desde el comienzo de la crisis, ha subrayado Ackermann, algunas entidades europeas han perdido más de un tercio de su valor de mercado. Además, dice que la volatilidad y la incertidumbre se han convertido en las marcas más reiteradas dentro del sector.
De cara a un futuro, augura un largo periodo de dificultades para el sector, con unas perspectivas de crecimiento muy limitadas. Eso sí, ha terminado la comparecencia con un tono positivo. Ha destacado que la banca europea tiene ahora menores dimensiones que en 2008 y se encuentra mucho mejor capitalizada. Además, es menos dependiente de la financiación a corto plazo, ha recordado y se ha mejorado la gestión de los riesgos.