Noticias

AFI: “España no llegará al déficit exigido por Bruselas”

Según David Cano, socio de AFI-Analistas Financieros Internacionales, para llegar al objetivo del déficit marcado por Bruselas hace falta que confluyan dos fenómenos contrapuestos: que el proceso de ajuste del gasto sea más contundente y que no se active una recesión económica. Una combinación que, según Cano, “parece complicada”.  Por ello, ha señalado que “hay que manejar que es difícil que España reduzca su déficit al 4,5% para 2013. Lo reducirá pero no hasta esos niveles”. Ante esta situación, para este analista, “lo único que queda es convencer a Europa, concretamente a Alemania, de que el camino de la excesiva reducción del déficit público no es el correcto”. Según David Cano, España debe conseguir margen de actuación, para reducir el déficit a unas tasas creíbles.

Este analista también ha apostado por reconocer “cuanto antes” la necesidad de un rescate y “quitarnos de encima ese elemento de incertidumbre”. Eso sí, ha reconocido que nuestro país todavía puede aguantar todavía un tiempo emitiendo deuda. Además, confía en que la petición de asistencia financiera no llevará nuevas condiciones macroeconómicas, ya que éstas ya se han adoptado.

De cara a los Presupuestos Generales para 2013, que el ejecutivo aprobará mañana jueves, Cano no cree que se creen nuevas figuras impositivas. “Sí que podríamos ver subidas de tipos de gravámenes, o eliminación de algunas reducciones, así como algún ajuste de impuestos por la parte del IRPF”, señala. Cano también se ha referido al nuevo Plan Nacional de Reformas que podría ver la luz mañana: “España lleva trabajando en ello ya varios años. No obstante, hay aspectos pendientes como el mercado laboral, la función pública o la estructura de gastos e ingresos”. No obstante, ha señalado que se tardará tiempo en ver los resultados, sobre todo en un contexto como el actual.

Necesidades de capital de los bancos

Desde AFI calculan que las necesidades de capital de nuestro sistema financiero estará en torno a los 50.000 millones de euros. “Los 100.000 millones de los que se ha venido hablando son una cantidad excesiva. Sin embargo, siempre está mejor tener un poquito más de colchón por si acaso”, ha explicado antes de recordar que las necesidades de capital de las entidades no son homogéneas, por lo que “no vale hablar de un sistema financiero español como un todo”. Además, ha recordado que el elemento que queda por debatir es si el exceso se puede o no utilizar para una asistencia al Tesoro.

Cano se ha mostrado optimista sobre el futuro del euro: “la unión monetaria es irreversible”. El problema, según ha dicho, es que mientras sí que hay una política monetaria única, no la hay en el aspecto fiscal. “Se trata de copiar esa unión que existe en la vertiente fiscal, aunque suponga transferir capacidad de mando. Y eso es algo que políticos y ciudadanos tienen que aceptar”, ha destacado.