Noticias

“El dato de contracción del PIB en España ha sido una pequeña sorpresa negativa”

La economía española, lejos de ver al final del túnel, sigue acelerando su ritmo de contracción. En el conjunto de 2012, el PIB nacional se contrajo un 1,4% ante la caída de la demanda interna, una circunstancia que tan solo se ha visto maquillada en parte por una mayor contribución del sector exterior. Fernando Luque, editor en España de Morningstar, asegura que “la situación es realmente mala y que esa contracción del PIB sufrida por nuestro país en el último trimestre de 2012 entraba dentro de lo que se podía esperar”.

El problema lo encuentra Luque no solo en el bajo consumo interno, sino en la situación también de los principales socios comerciales de España: Portugal, Italia, Francia o Alemania. Habrá que seguir esperando para ver volver a nuestro país a la senda del crecimiento, al menos por lo que indican las previsiones del Banco de España. A juicio de Luque, la recuperación no llegará hasta que la demanda interna no remonte el vuelo. “Ése es el factor que determina en gran parte como puede evolucionar el crecimiento económico”, arguye.