Noticias

Francia estrena su tasa Tobin

Dede hoy, Francia cobrará un impuesto del 0,2% sobre ciertas operaciones de compraventa de títulos de grandes capitalizaciones bursátiles. Con ella, el Gobierno galo espera recaudar 400 millones de euro en lo que queda de año y prevé que, en un ejercicio completo, podría aportar a las arcas públicas unos 1.600 millones de euros.

La medida afectará a los títulos de 109 sociedades galas como Air France, Michelin, L'Oreal, Societé Géneral o LVMH, entre otras.El nuevo impuesto no afecta a todas las operaciones sobre las grandes empresas que cotizan en el parqué parisino, pues no se grava las emisión de títulos de capital a cargo de una cámara de compensación, ni tampoco las adquisiciones de acciones entre empresas de un mismo grupo para no perjudicar la competitividad de la plaza financiera francesa.

Por el mismo motivo estarán excluidas también las compañías con sede fuera de Francia que quieran estar presentes en la Bolsa de París y las francesas que coticen en el extranjero, así como las emisiones de deuda soberana y las de obligaciones de empresa, con el fin de no perjudicar la financiación de la economía en un momento de fragilidad como el actual.
A última hora quedaron exentos, además, los seguros de impago de deuda (Credit Default Swaps, CDS) que no contienen ninguna obligación subyacente, así como las transacciones de muy alta frecuencia.

La medida fue aprobada a inicios de año por la mayoría conservadora del entonces presidente, Nicolas Sarkozy, y doblada después por su sucesor, el socialista François Hollande, pasando del 0,1 al 0,2%. El gobierno francés, que quiere que el impuesto se implemente también en el resto de Europa, tiene la intención de destinar el dinero recaudado a proyectos de desarrollo o de carácter social, en lugar de para financiar el déficit, como se había previsto inicialmente, aunque no han ofrecido muchos detalles al respecto.

En Londres, primera plaza financiera de Europa, existe una tasa similar conocida como "stamp duty", aplicada a algunos productos financieros como los títulos bursátiles.