Noticias

Lluvia de liquidez con efecto positivo

La lluvia de liquidez del BCE comienza a surtir efecto.

En el mercado interbancario nacional vuelven a cruzarse operaciones a más de un día, y entidades españolas que no acudían desde hace años prestan dinero de nuevo. Y es que una de las misiones de la subasta de liquidez a tres años que efectuó el pasado miércoles el BCE era aliviar la tensión del interbancario, el mercado en el que las entidades financieras se prestan dinero entre ellas a corto plazo. Objetivo cumplido por el momento.

Eso sí, no es la primera medida, ni será la última.

El 27 de octubre se celebraba una subasta de liquidez a más de 12 meses, y el 30 de noviembre los principales bancos centrales del planeta alargaron la liquidez en dólares.  Es más, en enero Mario Draghi va a recortar a la mitad el coeficiente de caja de la banca europea.

Y todavía queda otra gran inyección de liquidez a largo plazo, prevista para el próximo 29 de febrero. La mejora viene de semanas atrás, pero ayer se notó el efecto de los casi 490.000 millones que inyectó el BCE.

Ahora habrá que ver cuánto dinero llevan las entidades a la facilidad de depósito del BCE en los próximos días. Cuanto menos  depositen, más liquidez podrán dedicar a prestar a familias y empresas y a comprar deuda pública.

LOS BANCOS ESPAÑOLES, LOS QUE MÁS

Los bancos españoles captarán la mayor parte de la subasta de liquidez con vencimiento a tres años que llevó a cabo el pasado martes el Banco Central Europeo (BCE).

La cifra que solicitaron oscila entre los 50.000 y los 100.000 millones de euros. Según Reuters, nuestras entidades  emplearán ese dinero para cubrir los vencimientos de deuda de 2012.

Y es que las necesidades de financiación de las entidades  de España aumentarán el próximo año hasta cerca de 130.000 millones por el vencimiento de deuda.