Noticias

La muerte de Chávez abre la incógnita sobre el futuro de Venezuela

El cáncer ha podido con él, pese a que hace unos meses declaraba que había superado la enfermedad. Chávez había sido operado cuatro veces, y recibido tratamientos con radio y quimioterapia en La Habana bajo el más absoluto hermetismo. En el país se han decretado siete días de luto oficial. Además el ejército se ha desplegado en todo el país para mantener la seguridad. Al conocerse la noticia, el vicepresidente Maduro, ha pedido además a los venezolanos que recen por el Presidente, y que se mantengan unidos ante la adversidad.

Pero Maduro no ha sido el único en hablar. Y es que las reacciones a la muerte de Chávez se han sucedido a lo largo de toda la noche, especialmente de los líderes latinoamericanos. Así, en Cuba se han decretado tres días de luto tras conocerse el fallecimiento de Chávez. Cristina Fernández, la presidenta argentina, va a viajar en las próximas horas hasta Caracas para asistir a los funerales por Chávez, mientras que desde Perú, Ollanta Humala hará lo propio tras recibir hoy el apoyo del Congreso de la República. Y cómo no, Evo Morales, presidente de Boliva, quien ha expresado su costernación por la noticia.

También desde España ha habido reacciones: el Gobierno ha pedido que haya una transición de poder tranquila, y se ha mostrado confiado en la sólida relación entre España y Venezuela, que perdurará más allá de la muerte de Chávez.

El problema de la sucesión

Tras conocerse la noticia miles de personas han salido a la calle, mientras la incertidumbre que se abre en el país es máxima. De momento lo que es seguro es que Maduro asume la presidencia del país temporalmente, para convocar elecciones en los próximos treinta días. Y si nada cambia, él será el hombre que encabece la candidatura oficialista, ya que Chávez le había designado su sucesor. Sin embargo, no lo va a tener fácil, pues la oposición intentará unirse en bloque para aprovechar la ocasión.

Está por ver también quién encabezará al grupo opositor –habitualmente muy fragmentado- aunque es posible que se repita la coalición de las pasadas elecciones donde Henrique Capriles fue el cabeza de lista. Un Capriles que no ha querido hacer leña del árbol caído y ha llamado también a la unidad.