Noticias

Obama quiere subir los impuestos a los ricos como fórmula para reducir el déficit

Concretamente, para conseguir un déficit inferior al 3%, Barack Obama quiere que los que más tienen, paguen el 30% y un límite del 28% a las deducciones fiscales. Además quiere recortar el gasto en buena parte de los programas gubernamentales, entre ellos aquellos destinados a sanidad y pensiones como el MEDICARE.

Así, el presupuesto plantea una inversión en obra pública cercana a los 50.000 millones, de los que 1.000 millones irán destinados a innovación manufacturera y otros tantos a impulsar la reforma de la educación superior. Por cierto, que la Casa Blanca ha reducido la previsión de crecimiento para el país en 2013 hasta el 2.3%.