Noticias

Las prisas de Van Rompuy

 

El rechazo en solitario de David Cameron a la reforma por la que se reforzará la disciplina fiscal, tiene un culpable para Van Rompuy – o mejor dicho – varios culpable: la prisa de los líderes europeos por cerrar un acuerdo antes del cierre de mercados del pasado viernes.

"Quise por encima de todo un resultado antes de la apertura de las bolsas el viernes, pero no había suficiente tiempo para negociar la propuesta británica", ha afirmado Van Rompuy.

Sin embargo, no es la única culpa que reparte el mandatario belga, según el presidente del Consejo,  Cameron no presentó por escrito su petición en el inicio de la reunión, algo a lo que también atribuye la salida de Reino Unido del pacto europeo.

Más allá va la vicepresidenta de la Comisión Europea, la luxemburguesa Viviane Reding, que no ha dudado en afirmar que el país que lidera David Cameron, “es más dependiente de la Unión Europea, que al revés”.

"Los británicos nos necesitan más de lo que nosotros necesitamos a los británicos", aseguró Reding,  tras el 'no' del 'premier' al acuerdo comunitario.