Noticias

Santander apuesta por la unión bancaria para bajar los costes de la financiación

Marín hizo estas declaraciones durante la presentación a los accionistas de los resultados del segundo trimestre, periodo en que la entidad ganó 2.255 millones de euros, un 29% más que en idéntico periodo de 2012 y lo mismo que en todo el ejercicio pasado.

El nuevo 'número dos' del banco presidido por Emilio Botín destacó que la implantación del supervisor conllevará la realización de 'estrés tests' en lo que queda de año y en la primera mitad del 2014.

Señaló que estos exámenes serán "un análisis en profundidad y muy detallado de la calidad de los activos y el balance" y recordó que en los ejercicios similares realizados hace tan solo un año el Santander fue "el único banco que seguía generando 'core capital'".

Asimismo, destacó que "el nuevo mecanismo de gestión de crisis, que supone mucha más disciplina de mercado, premia a los bancos bien gestionados independientemente de donde estén localizados".

De esta manera, según su punto de vista, los inversores preferirán apostar por un banco fuerte de países con riesgo soberano alto frente a bancos débiles de países con menos riesgo soberano.

Sobre los resultados, aseguró que el banco está "en una posición de liquidez y capital muy cómodos" y que son "una base extremadamente favorable para un nuevo periodo de crecimiento del grupo". Además, apuntó que "se producen bajo una fuerte presión del ciclo económico y de las nuevas regulaciones".