Vídeo {DF}

"El mayor tiempo de apertura de tiendas no está generando más empleo"

Un mes para Navidad, ¿qué previsiones de ventas manejan para estas fechas?

Es un periodo muy importante para nosotros. Con la crisis, la gente regala lo que llamamos el regalo práctico. Ahora la gente regala ropa, accesorios y complementos. Nosotros la esperamos con ilusión. Una tienda puede llegar al 25% del total de las ventas de todo el año en la campaña de navidad. Pero los datos macroeconómicos, nos hacen pensar que no va a mejorar a corto plazo. Así que será muy en la línea de ventas del año pasado o incluso un poco menos.

¿Se va a contratar personal?

Pues sí. Por el peso que tiene la venta en navidad. Se concentra mucha venta en pocos días y necesitas completar el personal de tienda, y más ahora que se ha hecho un ejercicio de ajustar las plantillas y tener las tiendas con el personal mínimo posible para ser más eficientes.

¿Cuál es la situación actual del textil en España en medio de esta caída del consumo?

Desgraciadamente han caído mucho las ventas. Desde el inicio de la crisis, la caída es de casi un 30%. Ha afectado más al pequeño comercio que tiene menos capacidad de reacción porque tiene menor margen y entonces ha habido cierres de tiendas. Se vende más en rebajas pero vendiendo a partir del 50 % de descuento, si le imputamos los gastos de personal y alquiler, prácticamente se está perdiendo dinero. Dicho esto, hay que tener en cuenta que somos campeones del mundo en moda, tenemos las tiendas del grupo INDITEX, que es el líder mundial absoluto, pero también tenemos Mango, Cortefiel… Esto ha generado que el sector se haya dinamizado mucho y sea más competitivo.

¿Como marca España lo hemos sabido vender?

Nos queda mucho trabajo para potenciar la marca España. Se ha hecho un buen trabajo en calzado. El made in Spain se relaciona con calzado hecho a mano, buena piel, buen cuero…Y en el resto, estamos trabajando para que también así sea. Tenemos una plataforma magnífica, no sólo con nuestros diseñadores como Ágata Ruiz de la Prada sino con nuestras cadenas con Zara a la cabeza.

¿Cuales son los principales problemas? ¿La subida del IVA ha podido ser uno de ellos?

Hemos sido totalmente contrarios y de los más críticos con esta subida del IVA y con la anterior. Tiene un impacto muy negativo en el consumo. Es un impuesto degresivo y no nos parece adecuado. Ya en 2010, cuando se subió del 16 al 18, nos cayeron las ventas un 9,5% y sólo por el impacto psicológico que tiene esta medida porque no subimos los precios. El Gobierno prevé una recaudación mayor y no tiene en cuenta que la gente consume menos. En nuestro sector, la mayoría de las tiendas han asumido la subida para no repercutirlo en los precios. Y se ha hecho así porque es un sector altamente competitivo y porque utilizamos precios psicológicos.

¿El sector qué necesita para dinamizarse?

Que aumente la confianza del consumidor. No solo es que haya cinco millones de parados sino que este panorama de incertidumbre hace que suba la tasa de ahorro. Cuando los datos macroeconómicos sean positivos se consumirá más. Por otro lado, los bancos han cortado el crédito y nosotros tenemos que invertir mucho en escaparatismo, en modernizar nuestras tiendas…. Hay que trabajar mucho el tema del turismo. En España, tenemos una magnífica oferta turística, y tenemos que potenciar nuestro shopping y la imagen del mismo.

¿Qué tal ha encajado la ley de Dinamización del comercio?

No lo sabemos, es muy reciente. Hemos sido relativamente neutros porque hemos tenido voces a favor y en contra. Favorece a tiendas que están muy en primera línea pero perjudica al resto. Ya veremos los resultados.

Hablamos de rebajas. El Gobierno modificó la normativa para que las rebajas pudieran estar todo el año. Sin embargo, el 72% de las tiendas pondrán rebajas en las mismas fechas que en años anteriores, ¿por qué?

La medida nos sorprendió porque era algo que no estaba pidiendo nadie. La ventaja de tenerlas en una fecha concreta, es que cuando hay una época muy marcada, se genera un evento más alrededor de las tiendas. La gente se reservaba dinero para salir a comprar ese fin de semana. Con esta liberalización, cada uno puede enfocar como quiera la temporada, con lo cual tampoco creemos que tenga una gran repercusión.

¿Con estas medidas, de mayor apertura, más rebajas, se crea más trabajo?

No está siendo así. Al final con los días de apertura, se distribuye la jornada de otra manera. En una gran superficie, al final la mano de obra por metro cuadrado es muy inferior. Algo de empleo se puede crear pero lo que hay que ver es el impacto neto que tenga. Esa medida hace que se destruya también el pequeño comercio. Se han cerrado 12.900 tiendas desde que ha empezado la crisis. El pequeño comercio no puede abrir todos los días del año porque no tiene capacidad.

¿El comercio online es una oportunidad o es una preocupación para el empleo?

Para el sector es muy bueno. Es poco representativo todavía, pero se está duplicando cada año. Es un canal nuevo que con poca inversión puedes acceder a muchísimos clientes, también internacionales. Estamos apostando mucho por ello. Puede suplir esa falta de demanda interna y dar la oportunidad de crecer.