Noticias

El juez interrogará a Urdangarin por cuentas en Suiza, Andorra y Luxemburgo

El magistrado, según recoge en un auto dictado hoy, también preguntará a Urdangarin sobre el presunto delito fiscal del que ha sido acusado por la Fiscalía Anticorrupción. El marido de la infanta Cristina volverá así a declarar un año después de su primera comparecencia ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca.

El juez Castro también ha citado a declarar en calidad de imputados al socio de Urdangarin, Diego Torres, y a la mujer de este, Ana María Tejeiro, quienes deberán comparecer el 16 de febrero. Todas estas declaraciones se producen a instancias de los fiscales anticorrupción encargados del caso, Pedro Horrach y Juan Carrau.

Estos representantes del Ministerio Público, en base a un informe de la Agencia Tributaria, atribuyen al duque de Palma y a su antiguo profesor tres delitos contra la Hacienda Pública cometidos en 2007 y 2008 por un presunto fraude fiscal de al menos 470.000 euros.

SEGUNDA DECLARACIÓN

Esta será la segunda declaración como imputado que presta Urdangarin ante el instructor del 'caso Nóos'. En su primera comparecencia, que tuvo lugar entre los días 25 y 26 de febrero de 2012, el yerno del Rey basó su estrategia de defensa en responsabilizar a su antiguo socio.

Urdangarin aseguró ante el juez que no se involucraba en la contabilidad o en las facturas de Nóos y que su trabajo consistía en ser una especie de relaciones públicas de 'alto nivel'.

La citación de Torres es la tercera que se produce en el marco de la instrucción del 'caso Nóos', aunque el exsocio de Urdangarin siempre se ha negado de declarar ante el juez.

FIANZA MILLONARIA

Castro todavía tiene que decidir si impone a Urdangarin y Torres una fianza de responsabilidad civil para que puedan devolver del dinero presuntamente defraudado si son condenado.

La Fiscalía Anticorrupción solicitó el pasado mes de noviembre una fianza solidaria de 8.189.448 euros para ambos después de encontrar centenares de facturas falsas y duplicadas en la contabilidad del Instituto Nóos.

Horrach y Carrau presentaron al juez Castro un detallado informe en el que aseguran que estas facturas falsas sirvieron para que Urdangarin y su socio defraudaran un total de 5.905.079 euros de los gobiernos de la Comunidad Valenciana y de las Islas Baleares.

El informe aseguraba que el duque de Palma y su antiguo socio recurrieron supuestamente a toda una batería de artificios contables para enmascarar ante el juez Castro los precios 'inflados' que cobraron a las administraciones públicas por sus servicios. Según Anticorrupción, llegaron incluso intentar justificar ante el magistrado los cargos que realizaron a las arcas de los gobiernos autonómicos con facturas como una relativa a la compra de bolígrafos.