Noticias

Campeón por trigésima vez

Fernando Alonso continúa derribando muros e hitos en el deporte español. Primer piloto español en conseguir una vuelta rápida, una pole en clasificación, una victoria en un Gran Premio, un campeonato del mundo, etc. Su último logro, llegar a las treintena de victorias, cifra que tan sólo habían alcanzado cuatro pilotos en los 62 años de historia del gran circo del motor. Con esta victoria, el asturiano entra en uno de los más selectos círculos de la Formula Uno, ya que de los cuatro pilotos, únicamente uno de ellos está en activo, Michael Schumacher.

 

La unión entre Ferrari y Fernando no ha sido fácil. Pese a comenzar con una victoria, la escuderia italiana no supo proporcionar un coche apropiado para el pilotaje y las ambiciones de Alonso. En su primera temporada, el asturiano sólo pudo conseguir un luchado subcampeonato, gracias a cinco victorias. Con la temporada 2011 llegó el desastre hispano-italiano. La única victoria del “cavallino” supuso una de las cifras más bajas desde la llegada del español a la Formula Uno. Pero este curso todo es distinto. Alonso lidera la clasificación general con una importante ventaja sobre sus perseguidores, y ha conseguido tres victorias en diez carreras disputadas, es decir, números de campeón.

 

Al sumar su noveno triunfo en Ferrari, Fernando Alonso alcanza su trigésima victoria, y se sitúa por detrás de cuatro leyendas de este deporte. Con tan sólo un triunfo más que Fernando, encontramos a Nigel Mansell (31). En el selecto podio, Michael Schumacher (91), Alain Prost (51) y Ayrton Senna (41). El piloto alemán, que arrasó durante muchos años vestido de rojo, parece un objetivo ciertamente inalcanzable, pero tanto Prost como Senna no se encuentran demasiado lejos de la cifra de “Magic Alonso”, y alcanzar a estos pilotos supondría escribir con letras de oro el nombre de Fernando Alonso y del deporte español.