Noticias

La confianza se demuestra con medidas

Este miércoles llega la primera gran cita en el exterior del futuro Presidente del Gobierno… Mariano Rajoy se reúne en Marsella con sus colegas del partido popular europeo -Merkel y Sarkozy incluidos- y ante ellos va a reafirmar lo que ya ha dicho en nuestro país por activa y por pasiva: que su prioridad es reducir el déficit, que quiere estar en el vagón de cabeza del Euro, pero que el Banco Central Europeo debe ayudar a los países que están haciendo los deberes a mantener a los especuladores a raya.

Alineación, por tanto, con las tesis del matrimonio Merkozy en Europa y que va a mantener también en su cita con el Secretario del Tesoro norteamericano, Timothy Geithner. Parece que Rajoy se ha marcado como objetivo recuperar la credibilidad en Europa, aunque de momento tan sólo puede hacerlo con palabras. Su verdadero reto llegará el 23 de diciembre en su primer Consejo de Ministros, cuando deba empezar a tomar decisiones. La primera, ya la ha dicho: desarrollar la norma para evitar el déficit público. A partir de ahí vendrán las demás: reforma laboral y del sistema financiero, contención del gasto autonómico, y un sin fin más de normas que lleven a dejar atrás la crisis.