Noticias

¿Es Brasil un mercado de valores en el que invertir?

Durante la crisis financiera en 2008, el mercado perdió un 60% hasta 29.435, recuperando en noviembre 2010 sus niveles pre-crisis de 73.109.  Desde ese entonces el mercado de valores brasileño ha evolucionado lateralmente en un rango amplio.

El nivel del Indice al escribir este artículo es actualmente de 54.800.

En 2014 Brasil acogerá la Copa Mundial FIFA, la cual se celebrará en doce ciudades brasileñas. En 2016 los Juegos Olímpicos tendrán lugar en Río de Janeiro. ¿Impulsaran estos dos eventos el mercado de valores hacia nuevos máximos?
Pienso que sí, ya que estos eventos podrían actuar como paquetes de estímulo económico.  Para la Copa del Mundo FIFA se han previsto inversiones de cerca de 52 mil millones de US$ para establecer la infraestructura requerida (construcción de carreteras, aeropuertos o estadios así como la expansión necesaria de las redes de energía eléctrica y de telecomunicaciones). 

Para las Olimpiadas de Río, serán necesarios 11 mil millones de US$ adicionales a invertirse en otros proyectos de infraestructuras.

Se estima que el impacto anual sobre el PIB brasileño entre 2009 y 2016 será de 11 mil millones de US$ adicionales y que  la creación anual de empleos ligados a estos eventos estará en el entorno de 120.000 puestos nuevos al año. Los efectos positivos adicionales derivados del aumento del turismo también han de tomarse en consideración. Basándose en el PIB total, el impacto anual directo hasta 2016 debiera ser de un 0,44%.  Añadido a esto, hemos de sumar el impacto del turismo  y el mayor consumo derivado de una mejor situación del empleo.

Por otra parte al margen de los efectos de los eventos deportivos, hemos de considerar a Brasil como gran productor de bienes agrícolas. La demanda a largo plazo de estos bienes está al alza siguiendo el crecimiento global de la población mundial. Esto actúa como soporte para los precios agrícolas y es bueno para los beneficios corporativos y los niveles de valuación del mercado bursátil.

La actual temporada de beneficios está transcurriendo de modo decepcionante y ya ha actuado como lastre sobre el mercado de valores, basándose principalmente en los precios bajistas de las materias primas.

Abordándolo desde un punto de vista inversor, los tipos de interés han caído significativamente durante los últimos años. Por consiguiente, en términos relativos las inversiones en acciones se han vuelto más interesantes.

Por otra parte, Brasil ha de combatir la inflación y ello podría llevar a subir los tipos de interés tal y como hemos visto durante los últimos meses.

El gráfico sobre el ambiente técnico en Brasil luce constructivo.  Si Bovespa es capaz de aguantar por encima del nivel de 52.000 en las próximas semanas, ello podría ser muy positivo,  ya que éste nivel actúa como un importante soporte.

En resumidas cuentas: Abordándolo desde un punto de vista económico, debiéramos esperar un impacto positivo sobre la tasa de crecimiento del PIB durante los próximos años.  Hemos de vigilar de cerca la tasa de inflación, la cual – desde mi punto de vista- debiera reducirse debido a un entorno global deflacionario, así como por la bajada de precios en las materias primas. Un nuevo ciclo bajista en los tipos de interés debiera tener un efecto muy positivo sobre el mercado de valores.

El gráfico técnico parece alentador.  Tomando todo esto en consideración, creo que el mercado de valores brasileño podría hacerlo significativamente mejor que la mayoría de los otros mercados de valores en el mundo y personalmente lo consideraría como una oportunidad de inversión.

Dieter Merz
Director de Inversiones
MIG Bank