Noticias

¿Qué pasa con el déficit eléctrico?

Según cálculos del Sabadell Iberdola va a ver mermado su EBITDA en un 9% y su beneficio por acción caerá cerca del 21%. Motivos más que suficientes para que Sánchez Galán se ponga nervioso. Sin embargo, también convendría que analizara qué está ocurriendo en su mercado. Para empezar una caída de sus ingresos debido a la caída de la demanda. Algo lógico: hay menos empresas, menos consumo. También un alza de los costes de producción, y a eso hay que sumarle el famoso déficit de tarifa que, por cierto, al final pagaremos todos los ciudadanos. Y si no, al tiempo.

Pero Iberdrola no debe culpar sólo al entorno. También debería hacer autocrítica y pensar cómo es posible que una planta como la térmica de ciclo combinado que tiene en Castejón no ha funcionado ni un solo día durante este año. ¿Por el coste de producción? NO ¿Por el déficit? No. Por la caída de la demanda. ¿Y cómo es posible que esté parada? Probablemente por una mala planificación estratégica y unas previsiones de aumento de la demanda demasiado optimistas. De hecho, y según me comentaba ayer un experto en el sector, se calculaba que habría un aumento de demanda eléctrica del 2% 4 ever. Es decir, para siempre.

 

Y ya no sólo eso.Tenemos 25.000 MW construidos en plantas de ciclo combinado que compiten directamente con las renovables. A quien, por cierto, Sánchez Galán ha sacado una buena tajada mientras había subvenciones. ¿No será que a lo mejor no teníamos que haber apostado a sotas y a bastos? Desde luego que es para pensárselo. Eso sí, ustedes tranquilos, que mientras haya un Gobierno a quien culpar, no hay ningún problema.