Noticias

El Titanic: Leyenda sí, española, también

Lo curioso, es que hasta ahora no conociamos la cifra exacta de los españoles que se embarcaron el 10 de abril. Los motivos de cada uno de ellos para embarcarse eran muy diversos, aunque el matrimonio de clase alta que se subió aquel día al Titanic lo hizo por placer y como broche final a su luna de miel que duraba ya un año y medio.

Este libro cuenta las vidas, los motivos y el final para algunos de los españoles que se subieron al Titanic y también el futuro de solo 7 de los supervivientes españoles de los 10 que se subieron a esta aventura submarina. Los 10 del Titanic: María Josefa Peñasco, Fermina Oliva, Víctor Peñasco, Encarnación Reynaldo, Emilio Pallás, Julián Padró, Florentina Durán, Asunción Durán, Juan Monros y Servando Oviés. O dicho de otro modo: Cataluña, Madrid, Andalucía, Castilla-La Macha y Asturias.

Hay algunos episodios de este hundimiento que tenemos presentes como el iceberg, los músicos tocando, las mujeres y los niños primero a los botes de salvamento. Son iconos que ya conocemos, en parte gracias a la película de James Cameron “Titanic”, por cierto, que ahora se estrena en 3D en cines. Javier Reyero, uno de los autores de este libro ha afirmado a {DF} que este film ha ayudado a visualizar mejor lo que pasó en aquel barco “porque el director Cameron es una persona muy meticulosa con sus trabajos”.

A quien le guste el amor, le gustará la historia de Josefa y Víctor, desvelamos que él muere y le desea a “Pepita” como él le llamaba que sea feliz. Se alojaron en primera clase, al igual que el asturiano Oviés, mientras que el resto de españoles estaba en segunda clase. Además, de ser algo insólito en castellano porque toda la documentación “está en inglés, aunque si que hay un libro dedicado a los cuatro catalanes que había en el barco” y en esta ocasión “hemos documentado 10 españoles, es un trabajo casi de encaje” nos cuenta Reyero. Juan Monrós fue el español que forma parte de la contrata “ya en aquella época habia externacionalizaciones en las empresas” confesando el co-autor del libro que siente especial cariño por este tripulante joven que embarca ilusionado. “Contamos lo que les pasa a los españoles del barco, como eran y con las personas con las que se relacionaron” así lo cuenta Reyero en {DF}. Representa el Titanic el buque estrella un gran negocio del S.XX porque los aviones “estaban en pañales” y el transporte era naval.

El capitán Edward Smith  Era propiedad de la White Star Line comprada recientemente por JP Morgan, vio un gran filón en este negocio “transportar a gente de primera clase, aunque el negocio en realidad estaba en los viajeros de tercera clase que emigraban de manera masiva”. El Titanic se contruye en Belfast conviertiendose en un gran núcleo de industria naval. ¿Cuánto dinero movía? “Pues no se sabe porque nunca llegó ni si quiera a convertirse en negocio como tal, pero era la representación de la pugna del liderazgo de las grandes compañías”.  De hecho un dato revelador es que JP Morgan pensó, sopesó el llevarse a EEUU parte de su negocio aunque más tarde esta idea se descartó.

Los supervivientes del Titanic no solamente perdían a sus seres queridos en ese barco, sino toda una vida ya que muchos traían todos sus ahorros y que se quedaron en la más absoluta ruina. Un libro rico, escrito enérgicamente y con gran responsabilidad cuando se habla de personas que vivieron el pasaje del Titanic en primera persona y otras que no han podido llegar a la luz del día del 15 de abril. Un libro para los sensibles y los curiosos. Para ellos "Los 10 del Titanic" que además cuentan con una web propia para poder saciar a todos los que escuchan la historia de este barco de principios del S.XX.