Sectores

Nunca viajar ha sido tan fácil y barato

Toda persona tiene el típico amigo que encuentra ‘chollazos’ a la hora de viajar. Vuelos a Europa por 30 euros ida y vuelta que hacen pensar a uno mismo ‘¿por qué yo no?’. Se ponen los dientes largos y uno se promete que para la próxima buscará gangas. Pasa el tiempo y sigue viajando por más de 100 euros por persona.

Hacerse con algunos de esos chollos no es fácil, aunque hay tres claves fundamentales para conseguirlo. Buscar los viajes con mucha antelación, meses incluso, para que los billetes de avión no estén por las nubes. La segunda pasa aterrizar en los aeropuertos secundarios, aquellos que están más alejados del centro de la ciudad pero en los cuales la diferencia permite ahorrarse una buena cantidad de dinero y la tercera es ser flexible en las fechas. No es lo mismo coger un avión un viernes a la noche que un martes o miércoles, al igual que la vuelta.

La búsqueda de estas gangas es laborioso, que si un destino u otromapa, una fecha u otra, y lo mismo pasa con la compañía. Ofrecer comodidad al cliente es uno de los principales objetivos de toda empresa, y aunque se avanza en ello, no todas lo consiguen. Liligo.com sí lo ha hecho. Su mapa interactivo – el ‘buscador de ideas’ se llama en la página -, uno de sus “productos estrella” como dice su director general, Mario Gavira, ofrece a los usuarios la oportunidad de barajar y comparar los distintos destinos. Sólo basta con poner el aeropuerto de salida, el mes en el que se quiere viajar y esta “startup un poco envejecida” te ofrece diferentes posibilidades.

Presente en toda Europa con apenas 10 años de vida, su principal mercado es aquel que lo vio nacer, Francia, aunque Gavira destaca el crecimiento que se está produciendo en nuestro país, haciéndolo a un ritmo del 20%. Sus 500.000 búsquedas diarias y los dos millones de viajeros cada mes convierten a la empresa en líder, y así lo demuestran sus usuarios porque el 50 por ciento de ellos vuelven a confiar en Liligo.com a la hora de planificar sus viajes.

Diario Financiero se ha dejado “inspirar”, como dice su página web, y ha indagado en sus múltiples ofertas. Los ojos se humedecen de la emoción cuando una de las posibilidades es viajar en junio a París por sólo 47 euros ida y vuelta, a Portugal por 42 o a Marruecos por 35 euros.

Siguiendo con el mapa, ofrece destinos para todos los gustos: montaña, playa e interior. Son vuelos a países vecinos o del continente europeo. Crecer es la filosofía de todas sociedades y la empresa no descarta incorporar nuevas rutas a sus ofertas, entre ellas a Estados Unidos.

Vuelos, tren y ahora coche

Liligo.com es una plataforma multicanal. Sus búsquedas incluyen desde avión hasta autobús y tren. Además, esta semana ha añadido un nuevo medio de transporte que convierte a la empresa en pionera: compartir coche. Desde hace pocos años, viajar con desconocidos en un mismo vehículo se ha convertido en la nueva forma de desplazamiento. Precios competitivos, conocer gente y que compartir los gastos del viaje con el conductor son los fundamentos por los que nacieron las páginas web que lo gestionan. Liligo.com ha visto ahí un nicho de mercado que faltaba por cubrir y ha añadido la publicación de éste tipo de viajes en su canal.

Compartir vehículo es “un método cada vez más popular”, explicó Gavira, y también “la forma más barata de viajar”. No es un sustituto a las empresas actuales, como Blablacar o Amovens, sino que da cobertura a esos viajes, los publica pero a remite al gestor a la hora de comprar el asiento. Lo mismo hace con los otros medios de transporte, Liligo.com sólo informa y les remite a la propia página encargada de gestionarlo a la hora de realizar la compra.