Empresas

Paradores espera cerrar el año con ingresos superiores a 229 millones de euros

Paradores de Turismo está de enhorabuena porque espera cerrar el ejercicio de 2015 con ingresos superiores a 229 millones de euros. De esta cuantía, el 52 por ciento procede del negocio hotelero y el 48 por ciento restante de la restauración. Además, prevé obtener un ebitda de 24,1 millones y un beneficio neto de 1,2 millones de euros.

Son datos positivos pero que han sido lastrados por la noticia publicada por algunos medios, que afirman que la empresa de titularidad pública recibió 153 millones de euros por parte del Estado entre 2012 y 2015. Algo cierto pero que, como ha explicado el Director de Comunicación de la compañía, Ramón Ongil, a Diario Financiero “ha sido para sanear sus deudas” y no para obtener mayores beneficios anuales. Asimismo, Paradores de Turismo amortizó, en 2014, 20 millones de euros, logró 17 millones para realizar inversiones y modificó el calendario de pagos para otros 41 millones.

Bien es cierto que empresa no ha pasado por su mejor momento ya que entre 2012 y 2015 el Gobierno ha acudido hasta siete veces en su ayuda, ampliando su capital hasta un 128 por ciento. La mitad de ellas se produjeron en 2014 y la última, publicada ayer en el Borme, fue el pasado mes de octubre cuando otorgó 24,99 millones hasta 273,49 millones.

Ahora, una vez solucionado el problema, Paradores de Turismo puede continuar con su actividad como hasta el momento. Y se prevé que lo haga porque los Presupuestos Generales del Estado de 2016 esperan que la empresa alcance unas ganancias de 7,2 millones e incremente su facturación un cinco por ciento hasta los 242 millones, volviendo a “los niveles de 2009”, afirma la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego. Pero la intervención del Estado no es un tema pasado porque continuará formando parte de la liquidación de sus deudas ya que prevé aportar este año 13 millones de euros, un 42 por ciento más que en 2015

Esta vuelta a números verdes llega con su plan de expansión internacional ya que pretende abrir su primer establecimiento en Portugal, el Casa da Insua, un crecimiento que se realizará a través de franquicias. Un modelo que seguirá explotando para alcanzar la centena de establecimientos.

Yasmina Pena