Nacional

Rajoy se compromete a ser rápido y contundente con Rato y el resto de militantes que usaron tarjetas B

El PP ha adquirido un compromiso para con el caso de las Tarjetas B de Caja Madrid que ha salpicado a partidos políticos como a sindicatos. De hecho, este caso ya se ha llevado por delante a una veintena de cargos, unos con dimisión voluntaria (los menos) como abandonos forzados (los más).

El partido de Mariano Rajoy se compromete a resolver en el plazo más breve posible los expedientes informativos abiertos a Rodrigo Rato y otros doce militantes del partido” por el caso de las tarjetas opacas. Así lo ha dicho en rueda de prensa la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional

El presidente del Gobierno por su parte, ha defendido que este caso se resuelva la manera más justa posible, a pesar de que hay voces dentro del partido que piden la inmediata expulsión de todos los militantes, incluido el que fuera ministro de Economía con José María Aznar, Rodrigo Rato. Una de estas voces es la de presidente de Valencia, Alberto Fabra. 

Cospedal ha insistido en que todos los militantes tienen que ser oídos y, después, a partir de sus explicaciones, tomar las decisiones pertinentes a este caso considerado uno de los más escandalosos de los últimos tiempos. Además de dar explicaciones al instructor del caso, los expedientados podrán dar sus argumentos al PP, tal como rezan los estatutos internos. Lo que sí ha confirmado es que durante el proceso, los nombres del PP que han usado las tarjetas black sufrirán una “suspensión cautelar de militancia”. 

Sí ha asegurado que si en el transcurso del procedimiento se estima que hay que decidir la suspensión cautelar de militancia, se adoptará. “Así de claro”, ha resumido la secretaria general del PP. Eso sí, ha reconocido que los ciudadanos están escandalizados “y sorprendidos” con el asunto y “están cargados de razón”.