Nacional

Reducciones significativas en los módulos del IRPF para agricultores y ganaderos

Si utilizan energía eléctrica para el riego, los agricultores podrán aplicar una minoración de un 20% al rendimiento neto de los cultivos regado

El Boletín Oficial del Estado ha publicado una Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas por la que se fijan los Índices de Rendimiento Neto en la declaración del IRPF para estimación objetiva, que recogen las propuestas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de reducción de la presión fiscal para agricultores y ganaderos.

El régimen de estimación agraria, o de módulos del IRPF es el mayoritario entre los agricultores y ganaderos de España. Las reducciones de módulos aprobadas en la Orden se traducen  en una disminución proporcional de la base imponible derivada de los rendimientos de la actividad agraria y del resultado de la declaración del IRPF.

Las reducciones establecidas con carácter nacional para la declaración de la Renta 2014 de agricultores y ganaderos será de 0,26 a 0’19 para los producto hortícolas, de 0,37 a 0,27 frutos no cítricos, de 0,26 a 0,19 para los frutos cítricos, de 0,32 a 0,16 tanto para flores como plantas ornamentales, 0,37 a 0’19 para la patata. En el caso de bovino de leche, la reducción será de 0,32 a 0,26, de 0,56 a 0,49 para servicios de cría, guarda y engorde de ganado, excepto aves, por último, de 0,42 a 0,37 para servicios de cría, guarda y engorde de aves.

Unos productos que durante 2014 han sufrido circunstancias excepcionales, fundamentalmente de mercado, principalmente de mercado, que han modificado la relación normal entre los ingresos y costes que reflejan sus índices estructurales, según el Ministerio de Agricultura.

Para 2014 y con carácter permanente, la Orden introduce un coeficiente corrector que podrán aplicar los agricultores que utilicen electricidad para el riego sobre el rendimiento neto de los cultivos regados. Supondrá una reducción de un 20 por ciento del mismo.

Otras de las medidas que ha adoptado el Gobierno es la exención parcial del 85 por ciento del Impuesto sobre la Electricidad para los regantes a fin de compensar el efecto sobre los regantes de la subida de las tarifas eléctricas de agosto de 2013.

Unas medidas que tienen un impacto estimado total sobre la agricultura de regadío de alrededor de 54 millones de euros, que permiten dar cumplimiento al compromiso del Gobierno al equiparar al colectivo regante con el resto de sectores económicos, en lo que a impacto de la subida de costes eléctricos se refiere.

Por último, la Orden establece una reducción de un 5 por ciento del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2014. Una medida extraordinaria de carácter horizontal que afecta a todos los agricultores y ganaderos que tributen en estimación objetiva, cuyo efecto es así mayor que cualquier reducción de módulos específicos.

Mª Asun Ten

Foto: GTRES