Nacional

Según UGT, las horas ‘extra’ no pagadas pasan del 35% al 56% del total durante la crisis

La crisis se ha cobrado millones de empleos desde 2008, pero también ha tenido como efecto que cada vez menos horas extraordinarias se vean debidamente remuneradas. El porcentaje de horas ‘extra’ pagadas ha pasado del 35% en 2008 al 56%, más de la mitad, en 2014.

Estos datos se recogen en el informe de UGT ‘Análisis de las horas de trabajo y la jornada laboral en el periodo 2008-2014‘, en el que el sindicato ilustra cómo “la crisis y una reforma laboral que ha desregulado las condiciones de trabajo han llevado al mercado laboral a una precarización constante”.

Con datos hasta el tercer trimestre de 2014, UGT precisa que, si bien han descendido los asalariados que trabajan horas ‘extras’ a lo largo de la crisis (-41,1%), hasta las 600.000 personas, esto se ha debido a la reducción de las plantillas. Ahora bien, los que siguen haciendo estas horas fuera de su jornada habitual cada vez tienen menos oportunidad de cobrar por ellas.

Concretamente, los trabajadores que hacen horas ‘extras’ pagadas han descendido un 57,6% desde 2008, frente a la caída del 11,6% de aquellos que no las cobran. En cuanto al volumen de las horas ‘extras’ efectivas, las pagadas han caído un 53,8%, mientras que las no remuneradas han descendido en un 18,2%. Por sectores, el informe precisa que las horas extraordinarias no pagadas se concentran en el sector de la hostelería (16,3%), el comercio (14,8%) y la industria manufacturera (13,5%).

Mención aparte merece el caso de la construcción, donde estas horas han descendido del 10,6% hasta el 4,3% durante la crisis, a raíz del pinchazo de la ‘burbuja’ inmobiliaria. No obstante, si se tiene en cuenta el porcentaje de horas no pagadas sobre el total, en las actividades inmobiliarias éste alcanza el 100%, por delante de otras como las finanzas y seguros (92,8%) o la educación (86,8%).

Y AUMENTA EL EMPLEO A TIEMPO PARCIAL INVOLUNTARIO

En paralelo, el sindicato también pone el foco sobre el trabajo a tiempo parcial, que sin alcanzar los niveles propios de otros países europeos, se ha ido incrementando en los últimos compases de la crisis. En el periodo analizado, los ocupados a tiempo parcial han crecido un 14,3% (325.700 personas más) y también las horas realizadas bajo esta modalidad (+12,9%).

Más aún, UGT subraya que de los 2,3 millones de trabajadores asalariados a tiempo parcial que reflejan las estadísticas, hasta 1,6 millones están empleados bajo esta modalidad de forma involuntaria, un 63%, un resultado que duplica el promedio al inicio de la crisis y supera el habitual en Europa.

Así, el diagnóstico que ofrece el informe de UGT es que mientras que ha aumentado el trabajo a tiempo parcial no remunerado (además con un promedio de horas efectivas en aumento), también ha crecido la proporción de horas extraordinarias no remuneradas.

EUROPA PRESS