Empresas

Ticketbis se defiende de las críticas ante los desorbitados precios de las entradas de los Rolling Stone

Vienen los Rolling Stone a Madrid, al Vicente Calderón y las entradas se agotan inmediatamente. ¿La razón? ¿Demasiados fans en España? Sí, esta puede ser una de la razones, pero otra de ellas es el negocio que hay detrás, la reventa. La última vez que acudieron los de Mick Jagger a la capital pasó más o menos lo mismo, entradas esfumadas compradas por aficionados a la música de los Stone como los que anhelaban negocio, al final algunos no lograron vender las entradas y se las tuvieron que comer con patatas.

Este año la polémica está siendo, claro está, la oferta de compra-venta de entradas a través del portal “Ticketbis”, algunas localidades han alcanzado precios tan alucinantes como 12.000 euros por entrada y la crítica se ha desatado.

El portal intermediario ha querido salir al paso de las críticas aclarar su papel de intermediario en este tipo de operaciones. Jon Uriarte, CEO de Ticketbis, asegura que ‘no existe ninguna relación entre nuestra compañía y las empresas de mercado primario de entradas. Toda la oferta que se encuentra en nuestra web proviene de usuarios particulares que deciden los precios”. Sin duda, las entradas se ponen al precio que los usuarios del portal quieran pagar, el clásico juego de la oferta y la demanda.

Alguien tiene una entrada de los Rolling, la compró más rápido, pero ahora no puede ir o solo era un negocio,la pone a la venta para sacar beneficio de su venta. Pero detrás hay un comprador que se muere por ir al concierto ¿Quiere pagarlo? Ahí está la cuestión.