Nacional

Tres personas más aisladas en el Carlos III por sospechas de ébola

Un total de cuatro personas permanecen ingresadas en el Hospital La Paz-Carlos III, de los cuales uno es un caso confirmado (el de la técnico auxiliar), dos casos sospechosos (incluido el del marido de la técnico de enfermería) y otro caso de una enfermera que no presenta fiebre y que está ingresada por seguridad.

Así lo han detallado en rueda de prensa el gerente de La Paz-Carlos III, Rafael Pérez-Santamarina, el jefe del Servicio de Medicina Interna del centro, Francisco Arnalich, y el jefe de la Unidad de Infecciosas, José Ramón Arribas, para informar sobre los posibles casos que se está tratando en la región. La paciente con ébola permanece estable y ha evolucionado favorablemente, aunque la enferma ha trasladado al centro su expreso deseo de que no se informe sobre su estado clínico, algo que se va a respetar desde el hospital.

La única paciente confirmada con el virus de ébola es la técnico auxiliar, a la que se ha administrado el suero hiperinmune procedente de donante convaleciente, según ha explicado Arribas. El gerente por su parte ha comentado que, afortunadamente, la paciente no ha tenido ninguna reacción a la administración de la dosis.

Aparte del suero, Arribas ha explicado que el Hospital La Paz-Carlos III tiene a su disposición un antiviral, denominado Favipiravir, que no ha sido probado en seres humanos pero sí “animales pequeñas”.

Mientras, su marido ha sido ingresado y se le hará los test pertinentes para determinar o descartar si tiene la enfermedad dado que ha estado en contacto directo, tal y como han indicado los facultativos y el gerente del hospital. Por otro lado, también permanece ingresado un viajero que hizo un vuelo internacional (procedente de Nigeria) y que, en caso de que dé negativo, podría ser dado de alta y pasar a vigilancia externa.

En su caso, se le ha hecho una primera prueba de ébola que ha dado negativo y mañana se le someterá a la segunda que, de ser negativa, supondrá su alta y la retirada de la condición de posible caso sospechoso, tal y como ha dicho Arnalich, quien ha explicado que enfermedades como la malaria presenta síntomas similares a los del ébola.

Finalmente, y por seguridad, el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital La Paz-Carlos III ha precisado que permanece ingresada una enfermera que ha estado expuesta de forma protegida al virus y que no presenta fiebre, simplemente una diarrea.

En este caso, Arnalich ha apuntado que no se trata de un caso sospechoso sino de “estudio”, puesto que no presenta fiebre. El facultativo ha aseverado que dicha enfermera está ingresada por haber tratado Manuel García Viejo, detallando que siempre lo hizo con traje de aislamiento y acorde a las medidas de seguridad. El gerente del Hospital La Paz-Carlos III ha hecho un llamamiento de tranquilidad a la sociedad puesto que se cumplen las medidas de seguridad. Por ello, ha instado a “evitar el alarmismo dentro de la población”.

Foto GTRES