Sectores

UE pide a España y otros 17 países 276 millones de fondos PAC mal invertidos

La Unión Europea (UE) reclamó hoy a España y otros 17 Estados miembros fondos de la Política Agrícola Común (PAC) “gastados indebidamente”, que suponen un impacto de hasta 276 millones de euros.

Estos países son, además de España, Bulgaria, la República Checa, Dinamarca, Alemania, Francia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Holanda, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Grecia, donde la Comisión Europea (CE) ha decidido posponer la aplicación de su decisión hasta 2017.

En el procedimiento de liquidación de cuentas, la CE consideró que diferentes importes declarados por esos Estados miembros con cargo al Fondo Agrícola de Garantía (FEAGA) o al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) deben quedar “excluidos de la financiación de la Unión”.

En el caso de España, la Comisión indicó que la incidencia financiera asciende a 1.055.945,27 euros.

La corrección hace referencia principalmente al Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (POSEI) y, más en concreto, a deficiencias en el Sistema de Información Geográfica de Identificación de Parcelas Agrícolas (SIGPAC) que afectaron a las ayudas complementarias por superficie cultivada de plátanos.

En paralelo, el Ejecutivo comunitario informó de que va a devolver 410 millones de euros a los agricultores europeos procedentes del fondo de reserva de la PAC, de los que España recibirá 53.390.829 euros.

Bruselas recordó que, desde la reforma de la PAC de 2013, cada año se deduce “una cantidad relevante” de los pagos directos a los agricultores para crear una reserva anual destinada a paliar posibles crisis.

La Comisión señaló que, a pesar de las dificultades que atravesaron algunos sectores el año pasado, “no fue necesario tocar la reserva de crisis en 2015”.

Así, las medidas de apoyo adicionales decididas a lo largo de 2015 se pudieron financiar con partidas disponibles en el presupuesto.

A su vez, la CE precisó que el paquete de apoyo de 500 millones de euros que anunció el pasado septiembre está vinculado con el gasto previsto en el presupuesto agrícola de 2016.

El concepto de “reserva para crisis”, así como este mecanismo de reembolso, se acordaron en 2013 durante la reforma de la PAC y se aplicaron por primera vez en el presupuesto de 2014.

La deducción sólo afecta a los pagos directos a los agricultores por encima de los 2.000 euros y no se aplica en Bulgaria, Croacia y Rumanía, donde los pagos directos aún se están incorporando.

EFECOM