Empresas

Un tercio de los créditos de bancos a empresas va a las pymes

El 32,5% del total de créditos concedidos por los bancos a las sociedades no financieras se dirige a las pequeñas y medianas empresas (pymes), mientras que más de la mitad, el 54,7%, va a parar a las grandes compañías, según el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial publicado este jueves por Cepyme.

No obstante, el informe muestra un incremento del flujo de créditos de importe inferior al millón de euros, con un aumento del 14,1% en los diez primeros meses del pasado año, y una moderación en el ritmo de caída del crédito financiero a empresas, aunque mantiene un descenso del 10%.

En cuanto al crédito destinado a pymes, la mayor parte se da en las microempresas, que representan el 13,4% del total, mientras que las pequeñas empresas son el 10,2% y las medianas el 8,8%.

Sin embargo, el ratio de morosidad sigue siendo superior en las empresas de menor tamaño, situándose en el 31,7% en las microempresas, en el 27,5% en las pequeñas y en el 25,7% en las medianas. En conjunto, la ratio de créditos dudosos de las entidades no financieras se situó en junio del pasado año en el 22,5%, con un 18,2% en el caso de las grandes corporaciones.

El informe apunta también que la falta de financiación es el segundo problema más importante para las pymes españolas, sólo por detrás de la preocupación por la cartera de clientes. En concreto, el 23,4% de las pequeñas y medianas empresas consideran que el acceso al crédito es su mayor preocupación, un porcentaje que en Europa sólo supera Grecia.

En cuanto a la morosidad comercial, se situó en el tercer trimestre del pasado año en 94,3 puntos, tres décimas menos que en los tres meses anteriores. Esta mejoría se explica fundamentalmente por el recorte del periodo medio de pago hasta los 81,6 días (un día menos que en el segundo trimestre), un dato que compensa el ligero incremento porcentual del crédito comercial entre empresas en situación de mora, que sube hasta representar el 70,5% del total.

Asimismo, se reduce el importe de los efectos comerciales impagados a su vencimiento, pasando a representar el 2% del total, dos décimas menos que en el trimestre anterior.

Por otro lado, la morosidad entre empresas se situó en el tercer trimestre de 2014 en el 70,5% del crédito comercial total (287.300 millones de euros), lo que supone 1,7 puntos más que en el segundo trimestre, aunque entre cinco y seis puntos por debajo de la cifra registrada en 2011 y 2012. De esta forma, el coste de la morosidad para el conjunto de las empresas se mantuvo por encima de los mil millones de euros en el tercer trimestre de 2014, aunque en una cuantía ligeramente inferior a la cifra del segundo trimestre.

SERVIMEDIA

Foto: GTRES