AkzoNobel, dueño de las pinturas Bruguer y Titan, gana 229 millones en el primer trimestre, un 80% más

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La firma holandesa de pinturas y revestimientos AkzoNobel se anotó un beneficio neto atribuido de 229 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que equivale a un incremento del 80% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según se desprende de las cuentas parciales presentadas este miércoles por la empresa.

“Los desafíos actuales relacionados con las materias primas son un problema general de la industria y requieren nuestra continua atención. Estoy muy orgulloso de cómo nuestros equipos han atendido a los clientes, al tiempo que lidian con las interrupciones significativas”, ha apostillado el consejero delegado de la cotizada, Thierry Vanlancker.

La facturación entre enero y marzo se situó en 2.263 millones de euros, un 10% más que en el primer trimestre del año anterior. Por segmentos de negocio, las ventas de revestimientos fueron de 1.332 millones, un 2,9% más, al tiempo que las pinturas decorativas facturaron 930 millones, un 23,3% más.

Gran parte del alza de los ingresos se ha debido al incremento de los volúmenes de venta, que han avanzado un 16%. De su lado, los precios únicamente se han elevado en un 2%.

El coste de los productos vendidos fue de 1.278 millones de euros, un 11,9% más, mientras que los gastos de venta, generales y administrativos alcanzaron los 683 millones de euros, un 6,3% menos.