Apple recorta la producción de iPads para fabricar más iPhones, según ‘Nikkei’

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El gigante tecnológico estadounidense Apple ha recortado de manera sustancial la producción de iPads para contar así con mayor disponibilidad de componentes para la fabricación del iPhone 13, según informa el diario japonés ‘Nikkei’ que cita múltiples fuentes sin identificar.

La producción de tabletas iPad se habría reducido un 50% en los últimos doce meses con respecto a los planes originales de la compañía, dijeron fuentes conocedoras, añadiendo que aquellos componentes destinados a los iPhones más antiguos también se trasladarán a la fabricación del iPhone 13.

De este modo, Apple estaría priorizando la producción del iPhone 13 al prever una mayor demanda del ‘smartphone’ que del iPad a medida que los mercados occidentales, que representan aproximadamente dos tercios de su demanda, comienzan a emerger de la pandemia de Covid-19.

Asimismo, la multinacional tendría en cuenta que el pico de ventas de los nuevos iPhone se produce pocos meses después del lanzamiento, por lo que garantizar una producción fluida para el iPhone 13, lanzado el pasado 24 de septiembre, es una de las principales prioridades de Apple en este momento.

No es la primera vez que Apple da prioridad a los iPhones sobre los iPads, ya que en 2020 reasignó algunas partes del iPad al iPhone 12, su primera gama completa de teléfonos 5G, para proteger su producto más icónico de las limitaciones de la cadena de suministro durante la pandemia de Covid-19.

La semana pasada, Apple anunció que al cierre de su ejercicio fiscal obtuvo un beneficio neto de 94.680 millones de dólares (81.422 millones de euros), lo que representa un incremento del 64,9% respecto del año precedente, aunque advirtió del impacto en sus cuentas de los problemas de la cadena de suministro.

En este sentido, Tim Cook, consejero delegado de la multinacional reconoció que la evolución del último trimestre de la multinacional sufrió un impacto adverso de unos 6.000 millones de dólares (5.156 millones de euros) derivado de las restricciones de suministro, «y eso afectó al iPhone, iPad y Mac».

El máximo ejecutivo de Apple señaló que este problema vino motivado por la escasez de chips, así como por las interrupciones de fabricación relacionadas con la Covid-19 en el sudeste asiático, aunque destacó que este segundo factor ha mejorado en los últimos meses, por lo que será la falta de chips el elemento principal de los problemas de suministro.

«Afectará, está afectando, debería decir, prácticamente a la mayoría de nuestros productos actualmente, pero desde el punto de vista de la demanda, la demanda es muy sólida», apuntó Cook, quien reconoció que el impacto de las restricciones en el actual trimestre serán mayores que los 6.000 millones de dólares correspondientes al periodo entre julio y septiembre.

Las ventas de Apple en el conjunto de su último ejercicio aumentaron un 33,2% interanual, hasta 365.817 millones de dólares (314.594 millones de euros), con un incremento del 34,7% de las ventas de productos, hasta 297.392 millones de dólares (255.750 millones de euros) y del 27,2% de la comercialización de servicios, hasta 68.425 millones de dólares (58.848 millones de dólares).

En concreto, las ventas de iPhone en el año fiscal reportaron a Apple 191.973 millones de dólares (165.092 millones de euros), un 39,3% más, mientras que las ventas de Mac aumentaron un 22,9%, hasta 35.190 millones de dólares (30.262 millones de euros) y los ingresos por las ventas de iPad crecieron un 34,3%, hasta 31.862 millones de dólares (27.400 millones de euros).

De su lado, las ventas entre de ‘wearables’ y accesorios sumaron 38.367 millones de dólares (32.995 millones de euros), un 25,3% más que un año antes, mientras que los ingresos por servicios de Apple crecieron un 27,2%, hasta 68.425 millones de dólares (58.844 millones de euros).