General Motors invertirá 22.200 millones en electrificación y no venderá coches de combustión en 2035

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El grupo automovilístico General Motors invertirá unos 27.000 millones de dólares (más de 22.200 millones de euros al cambio actual) en el desarrollo de vehículos eléctricos y autónomos en los próximos cinco años, lo que supone 7.000 millones de dólares más (5.770 millones de euros) de los previstos antes de la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, el fabricante estadounidense ha explicado que su intención es ser una empresa neutra en carbono de cara 2040, tanto en el apartado de sus productos como de sus operaciones globales, por lo que a partir de 2035 dejará de vender vehículos ligeros con motor de combustión.

La compañía ha asegurado que para alcanzar la neutralidad en carbono se centrará en la consecución de objetivos basados en la ciencia. Para ello, ofrecerá una gama de vehículos de diferentes precios y trabajará, junto con la organización Fondo de Defensa Ambiental (EDF, por sus siglas en inglés), para desplegar una infraestructura de carga.

“Con este extraordinario paso adelante General Motors deja claro que tomar medidas para eliminar la contaminación de todos los vehículos ligeros nuevos para 2035 es un elemento esencial del plan de negocios de cualquier fabricante”, ha subrayado el presidente EDF, Fred Krupp.

30 MODELOS ELÉCTRICOS

Para alcanzar sus metas, la firma ofrecerá 30 modelos totalmente eléctricos en todo el mundo a mediados de década y el 40% de sus vehículos estadounidenses será ‘cero emisiones’ a finales de 2025. Para ello, invertirá más de 22.200 millones de euros en los próximos cinco años en electrificación y vehículos autónomos. Asimismo, la mitad del equipo de desarrollo de productos y del gasto de capital se dedicará a programas de modelos de este tipo.

Para abordar las emisiones de sus propias operaciones, a partir de 2030 General Motors solo utilizará energía 100% renovable en sus instalaciones de Estados Unidos, algo que extenderá a todo el mundo para 2035.

“General Motors se une a gobiernos de todo el mundo que trabajan para establecer un mundo más seguro, más verde y mejor. Alentamos a otros a seguir su ejemplo y tener un impacto significativo en nuestra industria y en la economía en su conjunto”, ha reivindicado la presidenta y consejera delegada del fabricante, Mary Barra.