Las fintech crecieron un 15% en 2020 y ya operan 463 entidades en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El sector fintech continuó expandiéndose en España durante el ejercicio 2020 y ya operan 463 entidades de este tipo en el país, lo que representa un impulso del 15% respecto a un año antes, según el mapa elaborado por Finnovating.

A pesar de la incertidumbre generada en el ámbito empresarial por el Covid-19, la plataforma ha afirmado que el sector crece día a día y que cuenta con “muy buena” salud, ya que cuatro de cada cinco empleos generados en la industria financiera están directamente relacionados con fintech, innovación y tecnología.

Actualmente, la industria fintech en España genera más de 12.000 empleos directos tecnológicos de calidad con altas competencias digitales y se espera que esta cifra se multiplique en un futuro cercano.

Tal y como se desprende del mapa, la vertical que lidera el crecimiento del ecosistema fintech es la de las ‘WealthTech’, con 170 compañías, debido principalmente al ‘boom’ de las criptomonedas y su uso o por la aparición de nuevos modelos de inversión en activos de todo tipo, entre otros.

La vertical ‘Lending’ es una de las que tradicionalmente ha tenido más fintech y en la actualidad una de cada cinco fintech es de préstamos.

“La aparición de nuevos modelos innovadores de préstamos como el de ‘revenue-based financing’ o el de ‘salary-advance’, así como nuevos métodos innovadores para reducir el riesgo de crédito y la distribución digital de préstamos han contribuido a ello”, ha indicado Finnovating.

En cualquier caso, la vertical que más ha crecido en porcentaje ha sido la de pagos, con un crecimiento cercano al 20% en el último año. Esta actividad ha sido una de las más numerosas tradicionalmente, y la que más está creciendo también en regiones como Latinoamérica.

España se ha posicionado ya como el cuarto país en Europa en inversión fintech, solo por detrás de Alemania, Suecia y Francia, según se desprende del mapa.

El volumen de inversión ha pasado de los 245 millones de euros de 2019, a los 300 millones de euros en 2020, lo que supone un crecimiento del 20% en los últimos 12 meses.