Se alarga la carrera por la fusión de Banca Cívica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El pulso que abrió el ministro de Economía con las entidades intervenidas por el Estado, está comenzando a minar el ánimo fusionista de las cajas que aún no han cerrado sus uniones. Al menos eso es lo que está ocurriendo en Banca Cívica que de momento echa el freno al Sprint de conversaciones, y aparca – al menos de momento – la recta final de su comentadísima fusión.

Lo que si parece completamente descartado, según fuentes de la entidad, es que las conversaciones con las cajas vascas vayan a culminar con éxito. Las dos vías más viables siguen siendo su absorción por La Caixa, o la fusión con Ibercaja.

Es más, la opción favorita de los co-presidente Goñi y Pulido es Ibercaja, con quien llevan negociando y conversando durante varios meses, sin embargo, las presiones a las que está sometida la entidad – que integra Caja Navarra y Caja Sol – por parte del Gobierno central, podrían provocar que finalmente se produzca una integración en la entidad presidida por Isidro Fainé.

Sin embargo, no es ningún secreto que la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, prefiere una fusión con La Caixa, al contrario de lo afirmado el propio vicepresidente de la autonomía, Roberto Jiménez que no ha dudado en asegurar que "a priori era mejor desde el punto de vista de Caja Navarra una fusión con Ibercaja por tener un mayor protagonismo y por poder tener un mayor poder dentro de lo que sería el banco", una opción que comparte con  Goñi y Pulido.