Política Sectores

Garzón culpa del declive de Unidad Popular al “castigo severo de la ley electoral”

Los malos resultados de Unidad Popular: Izquierda Unida, Unidad Popular en Común han sido uno de los puntos más destacables de estas elecciones generales. Sus dos escaños “son el resultado de objetivos no conseguidos”, asegura el líder de la formación, Alberto Garzón. Aunque esa es la parte personal le acompaña otra externa, y es que culpa al “castigo severo de la ley electoral” del debacle que ha sufrido su partido.

A pesar de estos resultados, asegura que desde la formación están “muy orgullosos” de la campaña, la cual ha catalogado de “vibrante”.

Su mayor objetivo pasaba también por otro compartido por el resto de partidos, romper con la tendencia bipartidista. Se ha dado un pequeño paso hacia la meta pero no ha sido suficiente. “Tampoco hemos conseguido que el bipartidismo perdiese los votos suficientes”, manifiesta.

A pesar de ello se siente optimista porque ha “sembrado el germen de una nueva construcción social” y asegura que serán “activistas sociales”.